De ejes de trabajo a una estructura de programas

Desde inicios de 2014, Grupo FARO se propuso un cambio en su estructura organizativa que permita responder a los nuevos desafíos que presenta el Ecuador en términos de política pública, avanzar hacia a un nuevo enfoque de investigación y hacia una agenda más flexible y consolidar una organización más fuerte y sostenible.

Es por ello que hemos decidido hacer una transición desde una estructura fija de Ejes de Trabajo a una estructura de Programas, con lo cual buscamos tener mayor flexibilidad para responder a temas que son estratégicos en el contexto político, económico y social del país y que requieren de la participación y apoyo de los diferentes actores de la esfera pública en la formulación de políticas públicas más democráticas y efectivas.

Desde hace 10 años, Grupo FARO viene trabajando en diferentes ámbitos como la calidad y democratización de la educación, el acceso y calidad de la salud, el análisis de la renta proveniente de las industrias extractivas y el fortalecimiento de capacidades de organizaciones de la sociedad civil y de gobiernos autónomos descentralizados y la conservación y sostenibilidad ambiental. Sin embargo, la transición del Ecuador a una sociedad del conocimiento, la necesidad de capacidades de gestión de las finanzas públicas sub nacionales, la nueva normatividad respecto a las relaciones laborales y el uso y aprovechamiento de los recursos naturales no renovables en el Parque Nacional Yasuní, son temas que surgen en el contexto actual y donde Grupo FARO también puede contribuir a partir de la investigación aplicada, la generación de evidencia y la apertura de espacios plurales de diálogo informado en temas claves para el desarrollo del Ecuador.